Hay un momento en la vida en el que miras a tu pareja y ésta baja los ojos para no coincidir la mirada. Que buscas acariciar sus manos y los...

Es el momento de reaccionar

Hay un momento en la vida en el que miras a tu pareja y ésta baja los ojos para no coincidir la mirada. Que buscas acariciar sus manos y los dedos se deslizan inmóviles hasta que se separan de los tuyos. Que buscas iniciar una conversación y no recibes mas que el eco del silencio. Que intentas pasear a su lado y el camino de ambos se bifurca. Sin que haya habido discusiones, cambios sustanciales en la vida o disgustos que dejen huella... Se percibe el inmenso dolor del final, la crueldad de la realidad y un largo proceso de distanciamiento que convierte a la otra persona en un ser desconocido del que te unen solamente los recuerdos. Es posible que tus hijos, al hacerse mayores, hayan desencadenado la desunión al soltarse los lazos que nos unían. Parece imposible hacer nada para evitarlo por que el trabajo ocupa la mayor parte de nuestro tiempo y cada uno ha resuelto su propia vida ocupando los vacíos sentimentales.  Es cierto que se puede vivir así durante años, porque una ruptura definitiva es aún más complicada y traumática. En el fondo, no existe una tercera persona o destellos de violencia que hagan insoportable la convivencia. Se trata de ahogar el sufrimiento, de limpiarse de las mejillas las solitarias lágrimas que han brotado de tus ojos y de seguir hacia adelante.
Puede pasar lo mismo con el sentimiento zaragocista de los últimos años, agravado con descensos, quiebra económica y deportiva, desilusión y rechazo. En esta ocasión los motivos para abandonar son justificados y sobrevivirían a un juicio sumarísimo si éste se llevara a cabo. Los aficionados blanquillos tendrían derecho a rasgarse las vestiduras y a renegar de su pasión, de sus colores. Pero la culpa no la tiene el espíritu del Real Zaragoza, la figura de la gran amante tierna y complaciente, capaz de exigir de tí mismo los más grandes sacrificios. La culpa es del entorno, de la realidad que no hemos querido ver a lo largo de los últimos años, de nuestra falta de reacción, del abandono que cada vez nos deja más inermes ante la realidad. El club, la institución, no es el culpable. No podemos volverle la cara y dejar que desaparezca entre la vergüenza y el escarnio, estando en boca de todos, quedándose en la desnudez más morbosa y pornográfica.
Habrá que hacer algo, ser consecuentes con nuestras emociones, impedir que se venga abajo toda la historia para después lamentarnos de por vida por nuestra falta de reacción, por nuestra rendición más ignominiosa. Debemos estar atentos a lo que se mueva en el entorno y tomar partido. Antes de que sea demasiado tarde.

1 comentarios:

Escribo estas líneas nada más llegar a casa, más allá de la una de la madrugada. Después de un día difícil y que ha tenido un desenlace muy ...

Todo se derrumba a nuestros pies

Escribo estas líneas nada más llegar a casa, más allá de la una de la madrugada. Después de un día difícil y que ha tenido un desenlace muy desagradable. Sinceramente, creía que el Real Zaragoza iba a ganar esta noche su partido de Copa y que este triunfo podría significar un punto de inflexión en la caída libre que desde dos meses nos precipita al abismo. Más aún, pese a jugar mal y sin criterio, como las últimas semanas, esperaba que el marcador no se moviera y daba por bueno hasta el empate a cero que significaría seguir adelante en el torneo.
Arrastrándonos, sin merecerlo, pero agarrados a la vida. Después del lamentable y triste episodio de los últimos cinco minutos, con dos goles que reflejan las carencias de la plantilla y el desastre táctico de un equipo mal trabajado, el mundo se me ha venido encima. Afortunadamente tenía que seguir después de radiar el partido, porque comenzaba después de la once de la noche "Tiempo Extra". No podía dejarme llevar por el abandono ya que tengo una responsabilidad desde hace muchos años con la audiencia y la propia adrenalina de comenzar un programa, me ha concedido fuerzas para llevar mi trabajo adelante.
Respeto a Javier Aguirre por su trayectoria, por su formación y por su educación. Que demostró concediéndome una entrevista en directo media hora después del fracaso deportivo. También tengo que agradecer la profesionalidad de Rubén Ramos al concertar la cita y a mi equipo de trabajo, especialmente a José Carlos Franco, por las gestiones para que ello fuera posible. Aguirre mantuvo el tipo con dignidad, se refugió en argumentos que él hizo consistentes pero que no tenían fundamento. Asumir su responsabilidad, agarrarse a la segunda vuelta de la Liga y a los tres partidos que faltan para cerrar la primera rueda, no son suficientes motivos para pensar que esto va a cambiar. El equipo está destrozado, sin cerebro, sin corazón y sin alma, como ya he dicho en otras ocasiones. El técnico mexicano está tan agotado como la plantilla y ha sido arrastrado por la tendencia contaminante de Agapito, que todo lo destruye.
No sé qué va a pasar, si el descenso se producirá irremediablemente con un ridículo espantoso en cada partido hasta batir otros registros negativos que ya se han pulverizado esta temporada. Si desaparecerá consumido por las deudas o empujado por los demás, ayudando al suicidio cruel del Real Zaragoza. O si, por el contrario, tanto dolor por fin excita a las masas y existe una corriente canalizada, quizás por la Asociación de los Pequeños Accionistas que en estos tiempos de crisis y profunda amargura, le planteen seriamente a Agapito comprar sus títulos y hacerse cargo del club con un amplísimo respaldo popular. Y que junto a ello llegase el espaldarazo de las entidades financieras y la propia administración local y autonómica, el apoyo de la Liga, de la AFE y de los acreedores del club.
No lo sé, siempre he creído que, a grandes males, grandes remedios. Y que tiene que estallar la situación para que se tomen medidas urgentes y de compromiso. Ojalá que sea sí, que se consiga un botín lo suficientemente apetitoso para que Agapito acepte el dinero y deje de hacer cada vez más grotesca e irreconocible la imagen del Real Zaragoza,

0 comentarios:

Después de escuchar al presidente del Real Zaragoza en la junta general de accionistas, no me queda ninguna duda que el club tiene fecha de ...

Tomadura de pelo

Después de escuchar al presidente del Real Zaragoza en la junta general de accionistas, no me queda ninguna duda que el club tiene fecha de caducidad. No sé si es peor que intente engañar con su palabrería a la afición en un acto de cinismo formidable, o que realmente se crea sus propias palabras. Dice tener una buena plantilla y un gran entrenador, al que mantendría aunque no estuviera la sociedad en proceso concursal. Y que gracias a él sigue vivo el Real Zaragoza por su aportación millonaria. Entonces, ¿por qué el equipo es último y está descolgado? ¿Por qué Aguirre no encuentra soluciones a una crisis deportiva sin precedentes? ¿Cómo es posible que uno de los principales acreedores haya fichado a Roberto, modifique el objeto social de dos de sus sociedades y forme parte de un fondo de inversión futbolístico?
Estoy convencido que Agapito nos ganará a todos por agotamiento. Responde lo que quiere cuando quiere, ajeno al problema que él mismo ha provocado con su gestión deportiva y financiera. Dice que lo deseable sería que el Real Zaragoza fuera un club deportivo pero que es de su propiedad, lo que deja al margen a todo el mundo, a la base de la afición blanquilla, a los accionistas, a los abonados, a los ex jugadores emblemáticos... La culpa de los males zaragocistas la tienen las Instituciones por no apoyarle, Soláns porque le dejó una sociedad en la ruina, la crisis planetaria que se ha cebado con el Real Zaragoza, los jugadores porque no han respondido a las expectativas; todo el mundo menos él, auténtico salvador del club por lo que no entiende que la afición esté en su contra.
Pero aún eso niega porque dice no ver las pancartas, no escucha las protestas, es ajeno a la realidad de la aversión de miles de personas aquí y en todos los sitios. Porque ni sus colegas de otros clubes, ni la Liga, ni la AFE, ni la FIFA, ni ex futbolistas, ni centenares de proveedores, le pueden ver sin cabrearse. Es el mundo feliz de Agapito donde todo vale, del que se ha convertido en un adicto porque disfruta del poder que confiere presidir un club de fútbol en la Liga española y con el historial del Real Zaragoza. Se cree empresario de éxito, intermediario de campanillas, agente de gran solvencia y vista de lince, un auténtico líder balompédico que además disfruta de la respuesta negativa, cada vez más cansada de la afición, y se ríe de los medios de comunicación que critican su gestión.
Y los políticos miran a otro lado porque no quieren que se les vincule, que alguien tire de la manta y se sepan más cosas de las que interesa. Le permiten todo a Agapito mientras no mee fuera del tiesto y lance vanas acusaciones sin contenido ni destinatario. Creen que al final se ahogará, se hundirá con el club y como han visto que la gente se ha rendido, en su gran mayoría, pasarán un tupido velo sobre el escándalo cuando el club desaparezca y a otra cosa, mariposa.
Estoy triste, decepcionado y desilusionado. Con ganas también de arrojar la toalla y pensar en un futuro sin fútbol con la cada vez mayor convicción que será el mal menor de esta situación que, si se prolonga demasiado, terminará con nuestra cordura.

1 comentarios:

Va tomando cuerpo la posible desaparición del Real Zaragoza a tenor de los últimos acontecimientos. Se trata de una sociedad que cada tempo...

El horizonte de la refundación

Va tomando cuerpo la posible desaparición del Real Zaragoza a tenor de los últimos acontecimientos. Se trata de una sociedad que cada temporada que pasa da la sensación de no poder superar la crisis financiera y deportiva. Su deuda es la mayor en la historia de un club español y no hay patrimonio deportivo ni inmobiliario que pudiera solucionar, total o parcialmente, el agujero económico. Como tampoco en el plano balompédico las cosas funcionan, lo previsible por gente conocedora de estos asuntos, es que el Real Zaragoza termine sus días cuando se verifique su descenso y los escasos apoyos económicos de los operadores televisivos desaparezcan.
Eso es lo peor que puede ocurrir, con un tiempo de demora que podría ser de varias temporadas en las que la descomposición fuera tan voraz que se perdiese incluso la categoría de plata del fútbol español, algo que les ocurrió a otros clubes importantes en los años setenta y ochenta, como el Málaga, el Tenerife y la UD Las Palmas. Capitales de importante población, para que nadie diga que acudo a Burgos, Logroño y Oviedo, con menor número de habitantes. Es cierto que ninguno de esos clubes tiene el historial del Real Zaragoza, pero el club aragonés ya no tiene el respaldo institucional, político o financiero de la ciudad o de la Comunidad. Nadie desea vincularse a Agapito iglesias, del que huyen como de la peste, y no da la sensación que alguien quiera reflotar una sociedad anónima deportiva con el lastre que lleva.
Por eso, hay personas que están comenzando a moverse para intentar una refundación y estar preparadas para pujar por los trofeos del club, por su escudo y demás propiedades, de cara a reiniciar una historia que puede interrumpirse en cualquier momento. Desde luego, no será lo mismo ni emocionará a la mayoría pero si se hace bien y con las ayudas y colaboración necesarias, todo podría llevarse a cabo. Ya en los años cuarenta del siglo pasado el equipo cambió varias veces de presidente y tuvo gravísimos problemas económicos que terminaron con el descenso incluso a la Tercera División, en lo que parecía el mayor desastre deportivo desde el regreso a la máxima categoría. Pero no desapareció ya que personalidades vinculadas a la política, algunos de los cuales llegaron a ser alcaldes tras su paso por la presidencia, impidieron el desastre. De hecho, se vendió el campo de Torrero y se construyó la Romareda, comenzando una historia completamente diferente para el Real Zaragoza.
Y aunque algunos digan que no es lo mismo, ahí está la historia del Club Baloncesto Zaragoza. Terminó fuera de la ACB, de la que era fundador, y nadie le echó una mano cuando tuvo los problemas con Hacienda que precipitaron su desaparición de la escena deportiva de nuestro país. Llegó el vacío hasta que un grupo de personas creó un club diferente, con nombre distinto y sin historia que apeló al sentimiento de los ex caístas gracias al mismo patrocinador que en la primera época del club. Ahora ya no nos acordamos de la travesía por el desierto, de los fines de semana sin baloncesto y de la LEB, que fue un pozo de donde parecía que jamás íbamos a salir.
En fin, que no sé lo que sería mejor pero preferiría que no se tuviera que llegar al cierre y que, de alguna manera, aunque sufriéramos un purgatorio, la situación se regenerase sin tener que "clonar" el club con la pérdida de ilusión, historia y presente, que ello supone.

1 comentarios:

Supongo que mis más feroces detractores estarán consumiéndose en el odio incapaces de no poder rebatir mis argumentos. Silenciar el fracaso ...

La verdad duele, pero no engaña

Supongo que mis más feroces detractores estarán consumiéndose en el odio incapaces de no poder rebatir mis argumentos. Silenciar el fracaso del actual propietario del club, no darse cuenta del abandono y la resignación del entrenador y no creer en la pobreza de esta plantilla, no ayudan en absoluto al Real Zaragoza. La frase con la que intentan castigarme los cegados e involuntarios colaboradores a este desastre con su pretensión de ocultar las miserias de este club bajo su falso zaragocismo, me molesta por lo reiterativa pero hace tiempo que paso de ella. "Tienes que ser más optimista, con tu actitud perjudicas al club..." ¿Por qué? Cuando un enfermo tiene diagnosticada una grave enfermedad se pueden poner todos los medios necesarios para sanarla, pero con una palmada en la espalda y diciéndole al paciente que no se preocupe, no va a resolver su problema. No es bueno ni para él ni para su familia, porque no darse cuenta de la realidad, mentir, aunque sea bajo la estúpida fórmula de la piedad, es nefasto.
No puedo ser optimista porque este Real Zaragoza está abocado a la desaparición si esto continúa así. La gestión económica, deportiva y social, es un desastre y nos lleva al abismo desde que Agapito comenzó a disfrutar en los negocios balompédicos. Desde que juega a entrenador, a intermediario, a presidente y a personaje público. Desde que viaja, compra, vende, decide cuándo habla y cuándo calla, sorprende a los más impresionable y sigue con su vida sin rendirle cuentas a nadie. Aquí no existe una mínima organización empresarial, unos objetivos comunes trazados por profesionales del ramo que establezcan una serie de proyectos de cara al futuro. Consiste en pillar lo que se ponga a tiro, huir hacia adelante y procurar que cuando esto se vaya al carajo le salpique lo menos posible.
Pero siempre habrá palmeros junto al máximo accionista para intentar hacerse con lo que puedan, o ignorantes que entiendan el zaragocismo como la alabanza permanente al que manda y no crean en la libertad de expresión bien entendida, para explicarle al mundo que esto es un desastre y que terminaremos muriendo como otros clubes en circunstancias menos graves que las actuales.
Todo el prestigio ganado durante décadas se ha venido abajo en cinco años. Como el patrimonio deportivo, económico, social y de imagen exterior. El futuro es tan negro, que hago mías las palabras de Murphy cuando asegura que "la luz al final del tunel es siempre la del tren que viene de frente".
Pero en el fondo aún tengo la irracional, escasamente científica e inexplicable esperanza de que alguien, algún día, arreglará esto.

1 comentarios:

Siempre me ha gustado convencer con la palabra, a través del diálogo y del debate. Desde muy joven fui adiestrado en el difícil arte de la ...

Disfruto con el debate y la discusión

Siempre me ha gustado convencer con la palabra, a través del diálogo y del debate. Desde muy joven fui adiestrado en el difícil arte de la oratoria y ahora tengo una especial satisfacción en contestar a mis más airados seguidores en las redes sociales. Que son pocos si los comparamos con el total de seguidores, una cantidad insignificante, inapreciable, pero que me provoca cierta ternura. ¡Qué le voy a hacer! En el fondo soy un sentimental y un filántropo.
No me importa invertir mi tiempo en responder, intentar convencer y hasta en cansar por aburrimiento a quienes son feroces en sus ataques. En la visceralidad pierden la razón y las fuerzas, refugiándose en el insulto fácil, en la provocación prevista de antemano y en la rabieta más infantil. Me sirve para investigar, para saber qué porcentaje de los más adversos consigo atraerme y cuáles desfallecen al no ser capaces de competir en un intercambio de frases. Incluso hay quienes parecen esperar el momento para saltar como bestias e intentar despedazarme. Algo difícil en cualquier caso y más con el componente violento del calentón.
Cuanto más se enfurecen, mejor me lo paso. Se trata de un experimento sociológico para entender la actitud primaria de individuos que incluso tienen cierta formación, en algunos casos hasta una trayectoria académica y profesional interesante. Me da la impresión que es gente con problemas de comunicación o con algún complejo de inferioridad, que se crece buscando por la red una agujero donde colarse para conseguir notoriedad. La agresividad contra el profesional de la comunicación que en el fondo admiran y desearían ser como él, pero que odian por no llegar jamás a conseguir ni su posición, ni su tribuna ante la opinión pública.
Otros, por el contrario, parecen muy desorientados y son fácilmente impresionables. Pierden la compostura, apelan a los ataques personales más pobres y se quedan sin nada que decir cuando no entienden lo que les respondes. Como los toros bravos en la plaza, cuando el diestro les deja en el centro de la arena después de mover el capote frente a su cabeza. Estos son menos atractivos ya que te cuesta menos neutralizarlos.
Mis favoritos son los que se muestran hostiles pero que razonan con inteligencia. Les respeto y deseo expresarme con sinceridad, no me importa mantener largas conversaciones. Al final, estén de acuerdo o no, terminan disminuyendo su tensión e incluso reconocen que la cosa no era para tanto. Con estas personas es posible debatir a partir de entonces sin anteponer los sentimientos contrarios a la diversión del contraste de pareceres.
De esta forma, en el laboratorio de la red, experimento con agrado y dedicación. Encuentro modelos de conducta y busco momentos de crispación para comprobar en cuánto tiempo se provocan las reacciones y cuántos émulos se adhieren a los ataques. También quienes intervienen con sensatez y sentido común. Los demás, miles, asisten con detalle a la movida y se dedican a observar lo que aparece en sus pantallas.
Gracias a todos por colaborar, especialmente a quienes más me odian. Porque alimentan mi satisfacción para convertirla en delectación mientros ellos se consumen en inútiles intentos de hacer daño, incapaces de salir de la jaula.

0 comentarios:

Pues a mi no me vale el empate. ¡Qué quieren que les diga! Supongo que a la afición de la Romareda que aguantó el cierzo y un partido horrib...

Impotencia y engaño

Pues a mi no me vale el empate. ¡Qué quieren que les diga! Supongo que a la afición de la Romareda que aguantó el cierzo y un partido horrible en la Romareda, igualar en el tiempo de prolongación habrá supuesto un alivio. Es comprensible. De bajar a los infiernos y ocupar una plaza de descenso a librarnos del farolillo rojo, media un abismo. Pero en la próxima jornada podemos estar ahí y después de una goleada histórica en Barcelona.
Aguirre le dio a la prensa y a la afición la oportunidad de ver a Micael y Juan Carlos, así podrá escudarse en que el joven extremo madrileño hizo un discreto partido y que el portugués no es un pivote pese a su buen trato de balón. De paso, le dijo a Agapito que no tiene una plantilla competitiva en el plano defensivo y que seguirá protegiendo a sus compatriotas. Demasiados gestos para certificar que el Real Zaragoza es un equipo vulgar y que solamente apelando a la heroica es capaz de empatar un partido frente a un rival modesto pero que sabe a lo que juega.
Estamos en crisis, aunque algunos piensen que decir la verdad es atentar contra el zaragocismo. No jugamos a nada, nos puede derrotar cualquiera y no le ganamos a nadie. El domingo era para reventarse sobre el campo y la impresión fue de impotencia. Y el empate, un engaño porque el Sporting manejó el  partido a su antojo. Debemos darle gracias a la suerte y pensar en que hemos conseguido un punto de doce posibles y que dentro de quince días, después de la jornada internacional, vamos a Barcelona. ¿A inaugurar el marcador de los dos dígitos? Con esta defensa todo puede pasar. El Madrid no lo hizo en la Romareda gracias a dios, después de tirar cuarenta veces a puerta. Y Roberto ya no es el gran mago que evita las derrotas.
Estamos como siempre, al borde del abismo.Y empiezo a estar cansado de tanta tontería. Ya vale de insultar la inteligencia de tantos miles de aficionados que se ven engañados por el egoísmo, la soberbia y la estupidez.

1 comentarios:

Desde luego, mi capacidad de asombro sigue siendo rebasada con según que asuntos. Mientras Lanzaro comentaba ayer que no había hecho nada má...

¿Será posible?

Desde luego, mi capacidad de asombro sigue siendo rebasada con según que asuntos. Mientras Lanzaro comentaba ayer que no había hecho nada más que protegerse de los insultos, objetos arrojados y escupitajos de Pamplona, el Comité de Competición le da cuatro días al italiano y a Zuculini para presentar alegaciones. ¿El motivo? El informe del responsable de seguridad del Reyno de Navarra que acusó de provocar al público del estadio a los dos jugadores del Real Zaragoza. Es increíble; te insultan, te amenazan, atentan contra los símbolos de tu ciudad, profieren cánticos que hablan de "goma-2", lanzan un objeto metálico que rompe una de las ventanas del autocar y podía haber provocado un accidente... No pasa nada, nadie dice nada y te echan la culpa a tí, a la víctima.
Gran parte de responsabilidad la tiene el árbitro, que no señaló nada de lo que pasó en el acta. Como todos, que hacen oídos sordos y se quedan ciegos de repente con lo que ocurre en algunos estadios. Es comprensible que se sientan acobardados y dejen pasar el tiempo, sin ganas de meterse en problemas que ni la propia Comisión Antiviolencia, ni los políticos de nuestro país, quieren abordar. Y menos ahora, con una supuesta como sospechosa renuncia a la "lucha armada" de ETA.
Nos enfrentamos a una posible sanción cuando debería ser al contrario. El Real Zaragoza tendría que haber denunciado el atentado que sufrió el autobús, los jugadores deberían haber manifestado su protesta al colegiado, incluso retirarse del campo al sentirse insultados y amenazados. En la Romareda ocurrió un hecho histórico con Eto'o por mucho menos que nos tuvo en boca de todos los medios nacionales durante varios días. Las manifestaciones de racismo son odiosas y deben erradicarse de los campos y de cualquier lugar, pero las amenazas de muerte y los atentados verbales son también muy graves, creo que incluso más graves, y todos vuelven la cabeza.
En fin, vamos a ver en qué para todo esto y si, además de insultados y agredidos, somos sancionados.
Como diría el político, ¡Manda huevos!

1 comentarios:

Una semana ha sido suficiente para que todas las expectativas puestas en el Real Zaragoza se hayan desmoronado. El aspecto deportivo era lo ...

Regresan los fantasmas

Una semana ha sido suficiente para que todas las expectativas puestas en el Real Zaragoza se hayan desmoronado. El aspecto deportivo era lo único que mantenía en vida el proyecto, acosado desde todos los frentes posibles, pero hasta eso se ha disipado. No se trata de ser optimistas o pesimistas, se trata de ver que después de dos meses largos de competición el Real Zaragoza se encuentra en el balcón del descenso, asomado otra vez al precipio. Y ya comienzan los nervios, las prisas, las malas caras y querer echarle la culpa al empedrado.
No existen excusas ni paños calientes para amortiguar el lamentable espectáculo ofrecido estos ocho últimos días. Escondidos y sin argumentos en Pamplona, la situación se salvó por los acontecimientos ocurridos en las gradas y el posterior atentado al autobús del equipo. La actitud timorata y de entrega del balón el miércoles ante el Valencia hizo irreconocible al equipo; y no digo ya de la forma de entender históricamente el fútbol en la Romareda, sino con referencia a los partidos ante el RCD Español y la Real Sociedad. Segunda derrota consectuva sin disparar a puerta. El domingo, en un viaje a un estadio que hervía por la crisis y por las ganas de echar a Manzano, el equipo cambia su sistema por otro aún más defensivo y deja arriba para que corran como "pollos sin cabeza" a Luis García y Postiga. El portugués, cercano a una depresión por haber perdido su identidad como delantero y ganarse el sueldo haciendo kilómetros sin ningún sentido.
Aguirre exculpa a sus compatriotas Juárez y Barrera mientras señala con el dedo acusador a Juan Carlos. Incluso comenta que la plantilla que le había construído Antonio Prieto es corta e insuficiente, cuando él pidió un grupo reducido y se encargó junto con Agapito de confeccionar la lista de jugadores para esta temporada. El técnico mexicano pasó de estar gracioso en sus ruedas de prensa a parecer triste e incluso a responder con cierta agresividad según los temas propuestos.
¿Qué pasa? ¿Cuál es el problema? ¿Qué es lo que ocurre y no sabemos?
El partido contra el Sporting en la Romareda será la primera final de la temporada. Ya empezamos, volvemos a las andadas, regresan los fantasmas del descenso. Otra vez a luchar por la permanencia de manera agónica, con posible cambio de técnico si "rompen" Agapito y Aguirre, mercado de invierno con movimiento y arengas a la afición para que ayude al equipo. Todo esto mientras los enemigos del club esperan tranquilos que todo se venga abajo para celebrar los males de un club que se ha ganado por méritos propios la lejanía o la antipatía de mucha gente.

0 comentarios:

Estaba indignado por la derrota del Real Zaragoza en el Reyno de Navarra, por la falta de actitud de los jugadores del Real Zaragoza, por ...

El fútbol, microcosmos de nuestra sociedad

Estaba indignado por la derrota del Real Zaragoza en el Reyno de Navarra, por la falta de actitud de los jugadores del Real Zaragoza, por su nula reacción tras el primer gol de Osasuna. El partido se acabó allí y lo peor de todo es que el club rojillo, sin más argumentos que los blanquillos, estuviera a punto de meterle media docena al equipo de Aguirre. Roberto salvó con tres excelentes intervenciones que fuéramos el hazmerreír de la Liga. Pero el enfado y el berrinche de semejante actuación en el antiguo Sadar fue superado por la noticia de la pedrada del autocar que conducía a la expedición aragonesa a casa. Es de cobardes, de anónimos insensatos, de personas que desean hacer daño. Habría que denunciar este hecho en el juzgado y exigir la detención de los culpables, que pudieron provocar un accidente. Todo quedará en nada, se pedirá desde la autoridad que se arroje tierra sobre el suceso y que se calmen los ánimos hasta la vuelta en la Romareda, que ya se habrán celebrado las elecciones.
Pese a la ofensa, que recuerda otros hechos también salvajes por circunstancias diferentes, no debe cegarnos. La respuesta del zaragocismo debe ser de protesta, pero nunca de insulto o revancha, porque convertiría a quienes se tomasen la justicia por su mano en seres de similares características. Debemos diferenciarnos y huir de provocaciones y de la violencia, que no conduce a ningún sitio. Calma y tranquilidad, porque el fútbol es un espectáculo para la diversión y no una excusa para exponer nuestros peores instintos en público.
El fútbol, en cualquier caso, representa el microcosmos de esta sociedad con unos políticos que no nos merecemos y una crisis a la que nadie parece ponerle fin. Lo peor es que, al final, van a cargarse los sueños de la gente, con el fútbol buscando oxígeno para seguir viviendo y la afición tan desilusionada que puede dejar escapar su adicción balompédica a otros amparos menos decepcionantes.
Cada vez nos hundimos más en un vértigo sin fondo que nos obliga a gritar desesperados y que nos aterra al escucharnos a nosotros mismos en el eco del vacío. Corren malos tiempos, que amenazan ser peores incluso, aunque ya nos vayamos acostumbrando a sobrevivir con la presión de la tragedia sobre nuestras cabezas. Y esto nos convierte en seres cada vez menos humanos y con más puntos en común con las bestias.

0 comentarios:

Cuando los aficionados al deporte zaragozanos se hayan despertado esta mañana habrán experimentado una tremenda sensación de alivio. No es h...

El mejor lunes soñado.

Cuando los aficionados al deporte zaragozanos se hayan despertado esta mañana habrán experimentado una tremenda sensación de alivio. No es habitual que el Real Zaragoza y el CAI consigan triunfos simultáneos y tan importantes al comienzo de la temporada. Muchos esperaban una derrota del equipo que dirige José Luis Abós por la imagen ofrecida el pasado miércoles y por el tremendo potencia de Caja Laboral; del mismo modo, las dudas en la defensa blanquilla por la vuelta de Mateos tras su lesión y el cansancio de Juárez por su larguísimo viaje transatlántico, hacían difícil el triunfo ante una Real Sociedad que acumulaba dos derrotas consecutivas pese a jugar un buen fútbol.
Eran dos encuentros seguidos, con muy poco tiempo de separación entre ambos, en el ocaso de las Fiestas del Pilar y con el cuerpo de muchos al borde de la extenuación por los excesos de estos días. Quienes fueran valientes y acudiesen a ambas citas, disfrutarían como pocas veces y me alegro por ellos. Ya era hora que nos diéramos un homenaje y que cerrásemos los ojos por la noche con la tranquilidad de un despertar feliz.
Está claro que el CAI Zaragoza ha sabido reaccionar a su tímido arranque en el pabellón de la Fuente de San Luis y fue capaz de sorprender por su intensidad al equipo de Ivanovic, que se dejó llevar por la inercia del primer cuarto y que después fue claramente inferior a los rojillos. La intensidad defensiva y el acierto en el ataque fue suficiente para meterle veinte puntos a uno de los clubes más poderosos del continente y dejar un excelente sabor de boca en la afición. Es un buen punto de partida para mantener intactas las expectativas que los propios jugadores han marcado para esta temporada.
Y en cuanto al Real Zaragoza, se confirma que mejora con cada partido y que el llamado “virus FIFA” no se ha extendido por los internacionales blanquillos. El primero de Postiga fue uno de los mejores goles que se han marcado en la Romareda y tuvo el premio a su trabajo, a su sacrificio y a su silencio, pese a las dudas que ofrecía su rendimiento goleador hasta el momento. El de ayer fue el partido más completo de la temporada, con una mejoría importante en la defensa y una gran eficacia en el remate que nos dio tres puntos de vital importancia de cara a un calendario cercano muy complicado.
Aguirre sigue con su trabajo de compenetración, de abrir el paraguas para guarecer de la lluvia a su plantilla, y de asumir los problemas que le plantea Agapito con su manera de dirigir el club. De momento, los continuos vaivenes del presidente no han podido ni con la fe de los aficionados en la institución, ni en la situación deportiva del equipo que deberá refrendar a lo largo de los próximos días. Eso sí, sin las urgencias de las dos últimas temporadas a estas alturas de la competición.

0 comentarios:

La edad hace que te vuelvas más moderado, más conservador, aunque todavía tengas el punto de rebeldía de juventud y el sentido de la justici...

Nublados por el alcohol y el olvido de la realidad

La edad hace que te vuelvas más moderado, más conservador, aunque todavía tengas el punto de rebeldía de juventud y el sentido de la justicia muy dentro de ti. A veces, todo esto te causa problemas porque piensas que todo importa muy poco y que no te puede pasar nada que no te haya ocurrido ya, después de un recorrido tan dilatado en una vida tan intensa. Por eso me disgusta que las fiestas del Pilar hayan perdido gran parte de su sentido y se conviertan en la disculpa de una serie de actuaciones impropias e incorrectas socialmente.
Vivimos en una ciudad sitiada por las obras del tranvía, con trabajos lentos y resultados imperceptibles. Es increíble que la ejecución del trazado de este medio de transporte no se haya producido por tramos, dejando respirar al comercio tradicional y la posibilidad de transitar a los ciudadanos. Es curioso que se intente fomentar el vehículo privado como fórmula para dinamizar el consumo desde el gobierno central y se pongan tantas pegas para la circulación en la ciudad. En vez de crear aparcamientos disuasorios de carácter gratuito o pago simbólico, se penaliza el automóvil cuando, en ocasiones, es tan necesario como imprescindible dados los continuos cambios de trazado y de frecuencias del transporte público, que han perdido usuarios. La presencia de las bicicletas en la calzada crece en detrimento del carril bici, a veces desierto, mientras algunos de los ciclistas se pasan los semáforos en rojo o incomodan a los peatones por las aceras. Creo que debería ser obligatorio el uso de casco para los usuarios de esta máquina y también la identificación a través de una matrícula: ellos deberían pagar más que el resto de los ciudadanos la utilización de las vías puestas a su disposición y también pagar las multas correspondientes cuando se salten las normas de seguridad vial.
Dicho esto, con el respeto y la corrección propias de quien habla con la razón, me centraré en lo desagradable de abrir un pasillo al desmadre amparándonos en unas fiestas populares. No me parece correcto permitir el “botellón” en las calles, plazas y parques de la ciudad y menos hacer la vista gorda con el consumo de alcohol a los menores de edad. Me provoca estupor contemplar a adolescentes completamente borrachos vomitando por las calles, tumbados en los portales al lado de vasos de plástico y botellas de licores variados, como arropados en un nido de vicio sin sentido. No me parece correcto que la gente orine en las esquinas de la Basílica del Pilar, donde se escucha la música a todo volumen mientras centenares de fieles intentan rezar en el interior del templo. Ni contemplar llenos de basura los espacios ajardinados de una Zaragoza que parece haber sido tomada por el enemigo. Es menos evidente, pero se nota cómo corre la droga por el comportamiento errático de quienes la consumen en el interior de los recintos donde suena como una tormenta la música hasta casi el amanecer.
Supongo que será para olvidar la realidad, para evadirse durante unos días de lo que nos pasa en nuestra vida, muchas veces vulgar y sin expectativas. Pero que lo haga todo el mundo, que se expanda como un reguero de pólvora la falta de respeto a los demás, la suciedad, el sexo fácil, el desorden o el vandalismo, no me parece de recibo. ¿Acaso en tu vivienda repartes indiscriminadamente los vómitos o los orines? ¿Acumulas basura, restos de comida, suciedad y desperdicios por los rincones de tu casa?
El Ebro se ha convertido también en un enorme basurero, donde arrojamos todo lo que nos sobra de manera indiscriminada olvidándonos del ecologismo que predicamos fuera de las fiestas. Que el río baje sucio y con escasez de agua no justifica que lo maltratemos de esta manera por culpa de unos días de festejo irreverente.
Disfrutar no significa destruir el mobiliario urbano, divertirse no es llegar al coma etílico, pasarlo bien no es matar nuestras neuronas con drogas de todo tipo, saborear la noche no es practicar el sexo como bestias en un banco sin saber quién es la persona que está encima o debajo…
La diferencia entre las personas y los animales es el conocimiento, la razón, la capacidad de discernir entre lo correcto y lo incorrecto, la imaginación, la posibilidad de elección, ser capaces de elegir la mejor opción, la más justa, sin ocultarnos entre el anonimato de la muchedumbre y la oscuridad de la noche.
A veces siento deseos de grabar imágenes de gente que se deja invadir por los mezquinos instintos que surgen de nuestro interior gracias a la permisividad que concede la autoridad para satisfacer las más bajos inclinaciones. Y reproducirlos delante de esas personas, su familia y sus amigos. Para que la vergüenza les produzca un sentimiento de culpabilidad que les obligue a reconducir sus vidas.
Que paséis unas felices fiestas, posibilidad real dentro de las normas más elementales de sentido común y educación. Serenos es mucho mejor, porque evitamos posibilidades de error que pueden acompañarnos durante nuestra vida.




1 comentarios:

No es fácil ganar en el Madrigal pero el sábado el Real Zaragoza estuvo muy cerca de conseguirlo. El "submarino amarillo" no es el...

Un punto de inflexión

No es fácil ganar en el Madrigal pero el sábado el Real Zaragoza estuvo muy cerca de conseguirlo. El "submarino amarillo" no es el de otras temporadas y tenía bajas importantes pero está bien construído y tiene mucho talento en su plantilla. Es verdad que tanto tiempo arriba le haga sentir cansancio ya que es imposible competir durante mucho tiempo con los grandes y tiene como rival directo al Valencia, con mayor poder económico, social y mediático aunque padezca la crisis como todos. Por eso era un adversario peligroso y el punto conseguido puede considerarse positivo.
Es verdad que el equipo sufre mucho, que se producen momentos en el juego que ceden el balón y defienden muy próximos al área y que Roberto es el mejor, pero se atisban detalles muy valorables que invitan a pensar en una mejoría  del juego. Se crean ocasiones de gol y ya se va estabilizando el número de disparos a puerta entre los blanquillos y sus adversarios.
De todas formas, y espero que sea solamente una anécdota y nada más, no es normal que nos piten un número tan elevado de faltas en contra, que nos señalen tantas tarjetas y que nos hayan pitado cuatro penalties en seis partidos. Tampoco que dos de los tres goles anulados a Postiga hayan sido absolutamente legales y cuya invalidación nos haya costado puntos. Espero que no tenga nada que ver con formar parte del G12, deberle dinero a todo el mundo o la amenaza de la FIFA de los seis puntos por el caso "Matuzalem", que igual nos los resta con decisiones arbitrales ya que judicialmente no puede.
Hay que seguir trabajando, sin prisa pero sin pausa, mejorando con cada partido y sumando puntos, aunque sea de uno en uno. Es cierto que los encuentros ante el Málaga y Villarreal, difíciles adversarios, pudieron decantarse con un triunfo. Pero recordemos también que se pudo perder y que la figura del guardameta fue fundamental para sumar un punto en cada partido. Lo peor, en este caso, es que forma parte del fondo de inversión y que se puede marchar a final de esta temporada e incluso en el mercado de invierno.

0 comentarios:

Como en la antigua, pegadiza y difundida canción de Julio Iglesias, "la vida sigue igual" para el Real Zaragoza. Derrotas esperada...

La vida sigue igual

Como en la antigua, pegadiza y difundida canción de Julio Iglesias, "la vida sigue igual" para el Real Zaragoza. Derrotas esperadas, empates celebrados y fichajes del mercado del paro para recomponer una plantilla insuficiente y desquilibrada. Y que seguirá en la misma linea porque llega un futbolista de cuyas características ya hay de sobra en el equipo. Antonio Tomás, que no tiene culpa de nada y que ojalá llegue con la fortuna bajo el brazo y podamos disfrutar todos de ella. Nunca se sabe, Lanzaro también arribó al conjunto blanquillo desde el "oulet" y ahora pedimos con urgencia que juegue, bien de central, bien de lateral para darle más contundencia a la zaga.
Mientras tanto, pasamos de la borrachera de goles del Villamarín al empate a cero de la Romareda. Con buenas sensaciones para muchos porque de poder encajar una goleada de escándalo pasamos a rozar el 4-4. Y tres días más tarde nadie se molestó por dejar escapar dos puntos ante el Málaga en un partido donde se vio cierta mejoría en el diseño general del equipo y sus prestaciones.
Que tampoco son muchas pero, dado el arranque de competición contra el Real Madrid, todo lo que vino después ha sido recibido con satisfacción. Ahora toca viajar de nuevo, acudir a un Madrigal donde la afición espera mucho de su equipo tras un arranque irregular en la Liga y en la Champions. La derrota por 2-0 en Nápoles ha hecho mucho daño y ya se sabe que el cansancio es también psicológico, lo que debe aprovechar el Real Zaragoza para puntuar. Pero lo intentará dejando el control del balón, protegiendo la portería y buscando especialmente el empate a cero hasta el final. Aguirre sabe que en el intercambio de golpes tenemos las de perder por nuestra falta de gol y por las dificultades de mantener la puerta imbatida.

0 comentarios:

Deseo que no se trate de una imagen equívoca y que el Real Zaragoza haya conseguido encontrar su sistema de juego y la capacidad necesaria...

Una victoria necesaria

Deseo que no se trate de una imagen equívoca y que el Real Zaragoza haya conseguido encontrar su sistema de juego y la capacidad necesaria para ofrecer algo más que lo expresado sobre el terreno de juega las dos últimas temporadas. Es cierto que el triunfo llegó en el minuto 93 después de fallar un penalty pocos minutos antes y que la segunda parte fue para el equipo catalán, pero pudimos advertir algunos cambios interesantes en su juego. Micael tiene llegada, sabe jugar al balón y es necesario en el once titular, como Lafita y Luis García. Pero el futbolista asturiano sin la obligación de escorarse a un costado, ya que es capaz entre líneas de construir una jugada de gol y, en el área rival, marcarlo. Como pasó el domingo en el estadio municipal.
Si Meira es el compañero ideal de Ponzio o no, es opinable. Creo que el futbolista argentino es indiscutible por delante de la defensa y que no necesita a nadie más, pero Aguirre teme por la escasa profundidad de sus laterales y la lentitud de Da Silva, lo que obliga a multiplicarse a Mateos. A la zaga le falta contundencia y velocidad, colocación y seguridad. Afortunadamente está Roberto en la portería pero él no es suficiente cuando te disparan a puerta con tanta frecuencia. La estadística indica que, al final, te llegará el tanto en contra por la insistencia de los puntas adversarios.
Lo que ocurra el jueves en el Benito Villamarín y el domingo en la Romareda contra el Málaga nos dirá hacia dónde camina el equipo. Si realmente puede discurrir sin demasados problemas en esta Liga o si volveremos a las andadas, como en las temporadas precedentes. El escaso tiempo de adaptación y acoplamiento de los nuevos jugadores ha sido negativo para arrancar la temporada con una mayor seguridad. Por eso, el triunfo del domingo tiene un valor moral muy importante, ya que se ha conseguido marcar y ganar, dejando atrás los puestos de cola y con una menor presión que agradecen, no solamente los miembros de la plantilla y el cuerpo técnico, sino también los aficionados blanquillos. Especialmente ellos, después de tanto sufrimiento desde la temporada del último descenso.

0 comentarios:

A muchos se les llenaba la boca de excusas para justificar la goleada en la Romareda contra el Real Madrid, la segunda más humillante a domi...

Nos espera otra temporada agónica

A muchos se les llenaba la boca de excusas para justificar la goleada en la Romareda contra el Real Madrid, la segunda más humillante a domicilio de los casi ochenta años de historia del club, por cierto. Luego se resuelven los partidos con resultados menos vergonzosos, como ocurriese la temporada pasada, donde solamente en cuatro ocasiones los delanteros merengues vapulearon a sus adversarios. Llegamos al degolladero incompletos, desequilibrados, sin haber realizado una pretemporada digna y sin esquema de juego. Con respecto al partido frente al Rayo del domingo, seguimos igual, con la diferencia de que ahora ya no se puede cerrar una plantilla competitiva hasta enero. En cualquier caso, el equipo franjirrojo pudo ganar sin problemas, ya que marró un penalty (eficazmente rechazado por Roberto) y dispuso de tres claras ocasiones de gol, al margen del anulado cuando el partido agonizaba.
Ni sistema de juego, ni futbolistas. El Real Zaragoza no sabe a qué juega, no tiene una columna vertebral sobre la que sustentar su cuerpo y es tan frágil atrás como indefinido en punta. Lento en la zaga, quebrado en su juego aéreo y con menos gol que la temporada pasada.
No sé lo que puede ocurrir en tres o cuatro semanas, es posible que el juego mejore y se construya un equipo capaz de mantener la categoría. Pero en este momento y con los datos de los que disponemos, parece difícil. Hoy por hoy, es peor incluso que la campaña anterior, cuando decíamos que era la plantilla más floja de la reciente historia zaragocista.
No es problema de ser más o menos optimista, de dejarse llevar por la depresión de un ciclo tan lamentable en todos los aspectos. Los síntomas son claros e incontestables. Evidentemente cada uno puede tomar el camino que desee y habrá quienes piensen que ser zaragocista es apoyar incluso cuando las equivocaciones perjudican el presente y el futuro del club. Querer no es solamente proteger: es corregir (o intentarlo al menos), aconsejar, denunciar y no cerrar los ojos a la realidad. Tampoco acongojarse hasta enfermar o arrojarse al vacío, pero no dejarse engañar por quienes solamente buscan su negocio y pasan del espíritu zaragocista de cientos de miles de seguidores blanquillos.

1 comentarios:

Planeó sobre la Romareda la sombra de los dos dígitos. Jamás, en más de cuarenta y cinco años, he visto una diferencia tan brutal entre el ...

La sombra de los dos dígitos

Planeó sobre la Romareda la sombra de los dos dígitos. Jamás, en más de cuarenta y cinco años, he visto una diferencia tan brutal entre el Real Zaragoza y su adversario como la del domingo en el coliseo zaragozano. Parecían una pandilla de chavales asustados, los casados en el partido contra los solteros, un auténtico chiste si no fuera por "maldita la gracia" que me hizo el set en blanco de los merengues. No me vale que el potencial del Real Madrid sea inmensamente superior, que llegasen en plena forma tras la Supercopa o que la plantilla esté consolidada. No es de recibo que te pinten la cara de esa forma, con tan insultanteautoridad. Y que los guerreros que deben defender la vergüenza de un escudo o una afición se rindan al encajar el cuarto gol. El aspecto de los blanquillos en los últimos quince minutos de partido fue lamentable, de aceptar la humillación como algo normal, como una enfermedad que te ataca con virulencia. Aguirre se echa las culpas y aquí no pasa nada, excepto que Agapito aprieta el paso cuando ve un micrófono de la radio que le desea preguntar por los transfers de Micael y de Juan Carlos, especialmente por el del ex madridista, que llega del Braga sin haber pisado la ciudad portuguesa.
Al final llegarán los dos dígitos, en la Romareda o en el Bernabéu, quizás en el Camp Nou. Desde luego, oportunidades tuvo el equipo de Mourinho que disparó veinte veces a puerta y tuvo otras cuatro ocasiones más que salieron rozando los palos. Que te metan media docena y tu portero sea el mejor dice muy poco del potencial de tu equipo. Lo mínimo que se le puede pedir a un conjunto, por muy inferior que sea, es plantarle cara al adversario y jugar hasta la muerte, procurando caer con dignidad.
Si nos acostumbramos a perder por goleada y damos por normales destrozos como el de ayer, estamos acabados y tragaremos con cualquier cosa. Se supone, según dicen algunos, que los dos grandes marcarán más de cien goles esta Liga y que por eso hay que aguantar, callar y seguir adelante. No estoy de acuerdo. Este club no puede ser zarandeado como un muñeco de trapo en las fauces de un perro, por muy fiero y grande que éste sea. Ser un cordero y acudir al degolladero con la cabeza baja y sin presentar batalla, me parece aún más triste que el 0-6.
Pero una cosa es cierta, no hay que ser ningún profeta para aventurar este descalabro por la pésima gestión en la confección de la plantilla, la tardanza en construirla y la escasa calidad de unos jugadores, la mayoría de ellos cedidos o propiedad de un fondo de inversiones, que empobrecen cada vez más el Real Zaragoza. Este desastre estaba previsto. Ahora se trata de fichar de una puñetera vez a un delantero centro y a un organizador, para no hacer más el ridículo esta temporada.

1 comentarios:

Tengo varias propuestas para ofrecerles a los de la LFP de cara a seguir su insaciable voracidad recaudatoria. Ya que pretenden que la infor...

Endogamia y canibalismo

Tengo varias propuestas para ofrecerles a los de la LFP de cara a seguir su insaciable voracidad recaudatoria. Ya que pretenden que la información en directo por la radio pase por caja, sería también razonable que desearan percibir cantidades por las imágenes. Al fin y al cabo, el sonido en la radio es de muy rápido consumo y excepto momentos históricos, pocas veces se echa mano de ellos. No ocurre lo mismo con las fotografías, que se pueden conservar y publicar en multitud de ocasiones y tanto futbolistas, como equipos y estadios, tendrían su derecho de imagen. Es decir, se puede abrir un filón importante para revistas, diarios en papel y digitales, así como todo lo que se pueda subir a la red. Más aún, deberían prohibirles a los aficionados captar instantáneas con sus cámaras y teléfonos móviles. O cobrarles por ello. Incluso se debería poner un canon en las cámaras, móviles y ordenadores por si se usan las imágenes. Y digo más, los responsables de la distribución de internet deberían pagar a la LFP y cobrar a sus abonados otro canon.
La Liga debería crear su cadena de radio para emitir en exclusiva los partidos. De esta manera tendrían toda la audiencia y como sería suyo el espacio, solamente difundirían las noticias que ellos quisieran, alabando a los presidentes y poniendo en contra de la afición a los entrenadores y jugadores de los que deseasen prescindir.
Lo mismo con la televisión, prohibiendo a las cadenas públicas y privadas imágenes o declaraciones excepto que sean compradas a la Liga. Y crear una cadena televisiva para dar información y partidos. Por supuesto, de manera tendenciosa y sin más fin que recaudar, recaudar, recaudar. Nadie tendría derecho a imagen, sonido, texto o declaración alguna.
La endogamia y el canibalismo llevados a su último extremo. Para controlar a la afición, convirtiéndose ellos mismos en medios de comunicación, en difusores de sus ideas de manera exclusiva y excluyente.
Ahí tenéis el fútbol, coméoslo y reventad.


1 comentarios:

Los propietarios del fútbol español se empeñan en arruinar la ilusión de millones de personas. Ex dirigentes del balompié nacional que lleva...

Tensa calma

Los propietarios del fútbol español se empeñan en arruinar la ilusión de millones de personas. Ex dirigentes del balompié nacional que llevaron a sus clubes a la ruina y que fueron arrojados de sus poltronas, desean mantener un pulso simultáneo con los futbolistas y las emisoras de radio de este país. Parece que desean devorarlo todo, enriquecerse de manera compulsiva utilizando a los actores del espectáculo para engordar sus bolsillos a expensas de conseguir un colapso total. Y mientras tanto, la afición se queda sin fútbol y sufre con una Liga de dos donde no existe cabida para nadie más.
Agapito vuelve a dirigirse en una larga, aburrida y reiterativa carta a sus abonados y seguidores como si la gente fuera tan simple como un sidral. Promesas y falsas esperanzas que apenas convencen a unos pocos, seguramente deseosos porque esta pesadilla acabe. El Real Zaragoza es cada vez más pobre y ahora estará a expensas de los fondos de inversión, un negocio paralelo que dejará a la entidad sin patrimonio y al pairo de las decisiones de personas y grupos a los que nada les importa el equipo aragonés, su historia y su gente.
Nos encontramnos en un momento difícil, muy complicado, donde todo parece a punto de estallar. La avaricia se ha adueñado de este negocio donde parece que vale todo, incluso jugar con los sentimientos de miles de personas. Se trata del arranque de la Liga más viciada y oscura de los últimos años, en plena crisis económica y de valores de hace varias décadas. Nadie sabe lo que ocurrirá y si este tinglado terminará cayendo hasta convertirse en un amasijo de hierros que cubra nuestros más íntimos deseos de evadirnos de la realidad.
Esto exige un cambio de rumbo, pero no parece haber nadie dispuesto a ponerle el cascabel al gato. Y culpo, en la medida de sus responsabilidades, a los políticos por ser tan cobardes de pasar de puntillas sobre un problema de interés nacional. Pero claro, mientras unos desean como locos mantenerse en el poder, otros ansían conquistarlo. Y en ambos casos, al margen de la voluntad popular. Pero eso les pasará factura tarde o temprano.

1 comentarios:

Extraer conclusiones del partido de ayer frente al Español es una estupidez. Creo entender que cualquier parecido con la supuesta realidad e...

Un ejemplo que apenas sirve para nada

Extraer conclusiones del partido de ayer frente al Español es una estupidez. Creo entender que cualquier parecido con la supuesta realidad es mera coincidencia. Porque esta plantilla es incompleta, está desequilibrada y no es competitiva. Aguirre no sabe todavía cómo situar a sus hombres y probó con una defensa de cinco y de cuatro elementos, con un centro del campo de tres y cuatro jugadores, y con la conclusión de que por alto la zaga es muy débil y que las posiciones quedan desguarnecidas cuando se produce un contragolpe adversario. Y arriba el mejor jugador es Ángel Lafita: el único con velocidad, chispa y remate.
No sé cuántos futbolistas van a llegar ni si al final se marcharán Obradovic, Lafita, Braulio y Uche. Sea como sea, los más en forma y de mayor calidad son "el lince" y el serbio; lo de Uche y Braulio es para deseperarse, porque jamás llegarán a un mínimo nivel goleador necesario para la permanencia.
El Real Zaragoza está muy crudo, sin un sistema de juego claro y con unas limitaciones extraordinarias. Da la impresión que le puede ganar cualquiera y que es incapaz de ganarle a nadie. Vencer en un trofeo propio desde el punto de penalty con apenas cinco mil personas en la grada es una anécdota.
Necesito creer en que van a llegar jugadores de verdad, no solamente jóvenes promesas o veteranos de vuelta de todo. Cedidos o fruto de un fondo de inversión.
Pero vaya semanita nos espera, con las dudas sobre si seguirá adelante la huelga de la AFE y cómo se llegará a la prohibición del fútbol por la radio. Son tiempos convulsos, injustos y deprimentes. La antesala de la desesperación, el pasillo de la angustia, el agujero de la nada. Pero en estos casos que nos llevan al límite, el corazón de las personas late al unísono y es capaz de conquistar las mayores gestas. Yo me apunto a luchar hasta morir, sin hincar la rodilla en tierra. Dicen que en ese caso no sientes dolor por la adrenalina que derrochas.

0 comentarios:

Agapito Iglesias entiende que aparecer de vez en cuando en los medios y soltar promesas que incumple reiteradamente, tranquiliza a la afició...

La estrategia del silencio

Agapito Iglesias entiende que aparecer de vez en cuando en los medios y soltar promesas que incumple reiteradamente, tranquiliza a la afición. Los seguidores blanquillos están cansados de escuchar siempre lo mismo y no dejan de sorprenderse de los inventos del presidente, incluídos los fondos de inversión futbolísticos. Tiene toda la pinta que con estas operaciones el que menos gana es el Real Zaragoza y, desde luego, ha alarmado a la afición blanquilla, a la propia plantilla y a todo el mundo del fútbol. Ahora parece que se ha calmado un poco la peña, pero más por el paso del tiempo y el deseo de fichajes que por otra cosa.
A estas alturas de la pretemporada, ya vamos tarde. La salida de Contini y Goni estaba cantada; el italiano quería marcharse de aquí (dice que por circunstancias personales) pero más de uno piensa que por la inestabilidad económica. El italiano estaba desde hace tiempo con la cabeza fuera de aquí y era un lastre más que un elemento potencialmente interesante, pero el problema estriba en por qué no se supo estimular a un futbolista que cuando llegó se convirtió en un activo para el club. También estaba clara la salida de Raúl Goni porque Aguirre nunca ha confiado en él y su forma de entender el trabajo defensivo en la zaga es diferente a las características del canterano. Al técnico mexicano no le podemos pedir una apuesta mayor por la cantera que la del máximo accionista y su misión es impedir el descenso con uñas y dientes.
Toma cuerpo el hecho de que Agapito espere al fin de semana o al propio lunes para presentar de golpe a dos o tres fichajes de cierto renombre (ahora, cualquiera que venga será recibido con tracas y fuegos artificiales). Él piensa que de esta manera recibirá el aplauso de las masas y será vitoreado desde el graderío. Me consta que las personas que están en el poder (deportivo, político o empresarial) se creen sus propias mentiras y piensan en su designio mesiánico. Se creen salvadores y necesitan respirar su propio aire viciado en la burbuja en la que ellos mismos se han encerrado. Eso sí, con el coro de aduladores en su entorno que chupan de la ubre de la vaca hasta hartarse y que son los primeros traidores cuando la burbuja revienta.
Sea como sea, la estrategia del silencio del máximo accionista desespera a la afición, demasiado castigada en los últimos años y harta de que se le tome el pelo con propuestas y aventuras de escaso resultado mientras el prestigio y la fortaleza del Real Zaragoza se resquebraja como estremecida por un terremoto permanente.

0 comentarios:

Estamos inmersos en un mundo globalizado donde la información es la piedra angular. Recibimos datos, noticias y opiniones que valoramos y re...

Ponerle una mordaza a la radio

Estamos inmersos en un mundo globalizado donde la información es la piedra angular. Recibimos datos, noticias y opiniones que valoramos y respondemos de manera inmediata. Son enormes las posibilidades que la tecnología nos ofrece y no se entiende la democracia sin la libertad de expresión. Nos horrorizamos cuando en algunos países se persigue a los medios de comunicación, sin llegar a entender este tipo de acciones. Pues bien, en este país se va a permitir que la liga de Fútbol Profesional amordace a las emisoras de radio. Se nos va a prohibir la acreditación si no se paga un canon injusto y abusivo por el derecho a informar, recogido en nuestra Carta Magna. Puede ser un auténtico escándalo, que además provoque el rechazo de la Unión Europea, en un momento donde España está en entredicho.
Ni en los tiempos de la dictadura franquista se planteó acallar la voz de la radio. Y ahora, superada la primera década del siglo XXI, los responsables del fútbol español pretenden seguir su voracidad infinita intentando cobrar por informar. Y lo hacen en agosto, sin capacidad de reacción por parte de los medios, sin negociación sensata y prudente, con la amenaza de dejar a millones de oyentes sin la compañía de la radio.
Una cosa es subastar las imágenes de un partido, regular las transmisiones televisivas. Porque mucha gente prefiere pagar una cantidad por ver los partidos de fútbol a través de la pequeña pantalla y no acudir al estadio. Unas cervezas, una buena merienda, y media docena de amigos siguen en la tele los partidos. es mucho más barato, no pasas frío ni calor y tienes la oportunidad de cambiar de canal si te aburres.
La radio es otra cosa: consiste en interpretar la realidad con palabras, contarle a los oyentes tu punto de vista sobre lo que está ocurriendo. Y sin cobrar, porque las emisoras de radio no perciben ninguna cantidad de quienes les escuchan. La radio acompaña a las personas invidentes, a las que no pueden desplazarse al campo por cualquier discapacidad, a quienes están en localidades lejanas, a quienes trabajan, a los que viajan, a los que les interesa tener globalmente un conocimiento de la jornada. Y lo hace con los derechos adquiridos de más de 70 años en antena, como el gran amigo que está siempre allí. Con la posibilidad de elegir el comentarista, el narrador, el estilo. Intercatuando con sus reflexiones y opiniones. Creando un gran espectáculo antes y después del partido, escuchado masivamente por los seguidores que van y vienens del fútbol, los que están en sus casas o en el coche.
La deuda del fútbol español en 2010 era de 3.500 millones de euros y el Real Madrid, Barcelona, Valencia y Atlético de Madrid los principales implicados. Recientemente hemos conocido que José Luis Núñez ha sido condenado a seis años de cárcel por los delitos continuados de cohecho y falsedad documental. Laporta ha sido demandado por el FC Barcelona que le reclama 47,6 millones. Ramón Calderón dimitió como presidente del Real Madrid tras admitir un fraude en la asamblea de su club para aprobar las cuentas de esta temporada. El fiscal pidió 6 años de cárcel para Lorenzo Sanz, ex presidente del Real Madrid por por los delitos de estafa e insolvencia punible. Manuel Ruiz de Lopera tuvo que abandonar el Betis después de ser denunciado ante los tribunales por un supuesto delito societario. La Fiscalía Anticorrupción elevó en marzo de 13 años y medio a 30 la petición de cárcel contra el letrado y presidente del Sevilla FC, Jose María del Nido, en sus conclusiones finales en el caso "Minutas", sobre las presuntas irregularidades en los encargos del Ayuntamiento de Marbella al abogado. El candidato a la presidencia del Athletic Club Fernando García Macua fue imputado por un delito fiscal relacionado con el caso Iurbenor, lo que le llevó a perder las elecciones. Y no podemos olvidarnos de Jesús Gil, cuyo club fue intervenido judicialmente y encarcelado. Son solamente ejemplos de quienes dirigen el fútbol profesional español y que ahora pretenden hacer "caja" privándoles a los oyentes de su derecho a ser informados. Es posible que con esta crisis muchos periodistas de grandes cadenas y de pequeñas emisoras dejen de trabajar y engrosen los números del paro.
Una voracidad sin límites para llenar unas arcas que parecen no tener fondo y que pueden llevar a la bancarrota el balompié de nuestro país. El presidente de la AFE se ha manifestado en contra de esta decisión y a favor de las emisoras de radio. Nadie, en su sano juicio, piensa que pueda llevarse a cabo una prohibición de tales características. En cualquier caso, hecho en falta una opinión del Consejo Superior de Deportes y del propio presidente del Gobierno y del líder de la oposición porque se trata de un asunto de interés nacional ya que la credibilidad de nuestra democracia está en juego.

1 comentarios:

Puede ser que me haya convertido en un clásico con los años y aunque me gustan los avances en todos los sentidos, innovar en aspectos tan se...

Se me ponen los pelos de punta

Puede ser que me haya convertido en un clásico con los años y aunque me gustan los avances en todos los sentidos, innovar en aspectos tan sentimentales y pegados a la afición como el fútbol me provocan importantes recelos. No entiendo muy bien qué es un "fondo de inversión especializado en mercados futbolísticos" pero en Inglaterra lo prohibieron y eso me da que pensar. Y me provoca muchas preguntas, como a gran parte de los seguidores zaragocistas. Es positivo para el nivel de la plantilla que Roberto haya venido, incluso sorprende que el Real Zaragoza solamente haya pagado 300.000 euros por su fichaje. Lo que ocurre es que el futbolista no es propiedad del club aragonés. Y además muchas voces han surgido en contra de esta operación: la Liga nacional de Fútbol profesional ha decidido no adherirse por primera vez al concurso voluntario de acreedores que solicitó el Real Zaragoza el pasado 7 de junio, la AFE ha sido muy crítica con el fichaje de Roberto, la asociación de pequeños accionistas del Real Zaragoza estudiará el problema pero no le gusta el cariz que toman los acontecimientos, varios ex futbolistas acreedores se han tirado de los pelos e incluso la plantilla actual no ve con buenos ojos que no se atienda a sus pagos y que se entre en este tipo de negocios, aunque Ponzio diga en la web del club que "todo está aclarado". Recordad que ya nos pasamos de listos con el "caso Matuzalem" y cómo nos lució el pelo con el Shakhtar Donetsk y el TAS, además de la desgracia que supuso su lesión y malvenderlo a la Lazio.
Para colmo, la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios de Portugal suspendió durante una hora las acciones del Benfica hasta recibir más información que especificara detalladamente la separación de los derechos económicos y deportivos para conocer realmente el acuerdo alcanzado entre ambos clubes. Una vez explicada la cuestión, volvió a cotizar.
Una movida formidable, que vuelve a convulsionar los ya perjudicados cimientos de la entidad zaragocista con situaciones que no se habían vivido hasta el momento. Me da la impresión que la frenética huída hacia adelante de Agapito es similar a la de un atleta que en vez de saltar las vallas las va tirando, sin importarle nada más que llegar cuanto antes a la meta. ¿Pero cuál es la meta del máximo accionista del Real Zaragoza?
Llevo varias temporadas preocupado por la suerte deportiva del club, la pasada temí por la fractura social que se produjo en el zaragocismo, pero ahora mismo se me ponen los pelos de punta pensando en el futuro como sociedad de una entidad que cada vez sorprende en mayor medida por las decisiones que toma.

0 comentarios:

Una de las características más importantes del fútbol es su universalidad. En nuestro país eclipsa cualquier otra actividad por importancia ...

Más oscuro que la cara oculta de la luna

Una de las características más importantes del fútbol es su universalidad. En nuestro país eclipsa cualquier otra actividad por importancia que tenga en nuestra vida diaria. Resulta que estamos hartos de noticias que hablen de crisis, desempleo, atentados y demás circunstancias negativas que nos ponen el corazón en un puño. La mayoría de los clubes saben que levantar expectativas, que contar con la afición, supone arrastrar una importante masa de seguidores que sufre y disfruta con cada novedad que se produzca.
En el Real Zaragoza es todo lo contrario. Nadie da la cara, no se ofrece ninguna información fiable y parece que molestan sus seguidores. Se hace todo a sus espaldas, sin que de la impresión que importe el sentir de los militantes blanquillos. Un club de fútbol más oscuro que la cara oculta de la luna, donde se producen filtraciones interesadas y se intenta ser más listo que los demás sin tener apenas experiencia. Todo se hace con la eventualidad del primer impulso y se está en manos de algunos agentes que abren y cierran opciones, dejando a los directivos de Agapito y al mismo presidente, en situaciones impropias de profesionales del fútbol.
La contrucción de la plantilla va con retraso, sin que nada haga pensar en que algo va a cambiar. Pero de verdad, no con gestos populistas para tranquilizar a las masas. No podemos regalarle a los contrarios un mes de competición porque la plantilla no está ajustada ni completa. Y luego, a correr, con las prisas de haber hecho mal las cosas y la suerte de salvar la vida en el último momento. Pero cada vez con menos posibilidades de repetir la supervivencia otra temporada más. Sin proyecto, sin futuro, solamente para mantener una loca huída hacia adelante.
No sé si nos toman el pelo o no saben más: ambas cosas son decepcionantes y desmoralizantes. También pueden creerse muy listos y actuar con el desparpajo de quien va de "sobrado" y recibe todas las bofetadas en el mismo carrillo.

0 comentarios:

Cada vez falta menos para el inicio de la comeptición y seguimos como al principio. Se daban por hechas las incorporaciones de los jugadores...

Un mes para empezar la Liga

Cada vez falta menos para el inicio de la comeptición y seguimos como al principio. Se daban por hechas las incorporaciones de los jugadores del filial del Barça y del Real Madrid, las más sencillas para el Real Zaragoza, y solamente tenemos constancia de las bajas, citadas por la web oficial del club hace unos días. A partir de aquí, solamente rumores, filtraciones interesadas, expectación máxima por algunos nombres puestos en los mentideros blanquillos y nada más. La plantilla es corta, desequilibrada y sin la capacidad goleadora necesaria para afrontar con garantías la temporada.
Son menos jugadores, más jóvenes y con más ilusión, pero sin recorrido en la Primera División. Y lo ideal es combinar el peso de la experiencia con la frescura de los veintipocos años, la contundencia defensiva con la gestión creadora del centro del campo, la velocidad en los extremos con la eficacia realizadora. Y esa combinación necesaria no existe, de momento.
Las falsas promesas de Agapito, su incumplimiento con los seguidores zaragocistas, los continuos cambios de opinión del presidente, no me ofrecen garantías para confiar esta pre temporada en él. ¿Por qué iba a cambiar ahora? Yo espero, necesito esperar, que algo cambie; y no solamente el escudo o que se juegue el "Carlos Lapetra" antes del comienzo de la competición de Liga. Son asuntos que nada tienen que ver con el proyecto deportivo de un club que mantiene a los directivos que han precipitado al vacío los casi ochenta años de antigüedad de una entidad que fue importante hasta hace unos años.
Y en cuanto a la salida de tono de la Liga Nacional de Fútbol Profesional, qué queréis que os diga. Lo de cobrar por informar en la radio me parece contrario a la libertad de expresión y al derecho de la información. Los clubes de fútbol esean obtener beneficios de cualquier manera, con el riesgo de cargarse la gallina de los huevos de oro. Más millones para seguir agrandando la deuda, devorándolo todo en beneficio de unos pocos. Espero que todo regrese a la normalidad, se llegue a un acuerdo justo y si se tiene que poner encima de la mesa un convenio que mejore las condiciones de los medios radiofónicos a cambio de un canon, eso sería otra cosa y tendría visos de cristalizar. De lo contrario, ya nos buscaremos la vida para informar a nuestros oyentes de la mejor forma posible.

0 comentarios:

Dentro de un mes comienza la Liga. Dos temporadas consecutivas al límite del temido descenso son demasiadas porque el riesgo aumenta con cad...

Otro comienzo lleno de dudas y desconfianza

Dentro de un mes comienza la Liga. Dos temporadas consecutivas al límite del temido descenso son demasiadas porque el riesgo aumenta con cada fracaso en el proyecto. Y aunque la afición celebrase con satisfacción y alivio la salvación en Valencia hace tan sólo dos meses, la angustia vivida fue extraordinaria. Si a eso unimos los sobresaltos por las denuncias de Lendoiro con su insistente descenso administrativo y el proceso concursal en el que se encuentra sumida la sociedad anónima deportiva, no es de extrañar que la situación anímica de los seguidores blanquillos sea muy frágil.
Que Aguirre siga al frente del vestuario ha significado un respiro, así como el fichaje de Juan Eduardo Esnáider y la sorprendente compra de una plaza en la Segunda División B para el filial. Aunque pienso que el fichaje del argentino es, como ocurrió con Nayim y con Gay, un escudo tras el que se parapeta Agapito. Pero me otorga tanta confianza la figura de Esnáider, que lo tendría siempre en el equipo por lo que ha significado en el club aragonés y por su carácter ganador, competitivo, inasequible al desaliento. Lo veo, en cualquier caso, mucho más como un director deportivo o un director general que como coordinador de la Ciudad Deportiva y entrenador del B, pero insisto en que su opinión puede hacerle cambiar de criterio al presidente si se le ocurriese algún disparate.
La plantilla está sin cerrar, es demasiado joven y le faltan tres de los cuatro puntales básicos para la construcción de un plantel sólido: aún no tenemos un portero titular, falta el centrocampista organizador y no se espera un delantero con capacidad goleadora. Hace muchos años me dijo Vujadin Boskov, cuando yo todavía era un crío, que la columna vertebral de un equipo la formaba el que paraba los goles, el que emergía en el centro de la defensa, el que construía y el grande, el que metía los goles. Solamente dispone Aguirre de una interesante colección de centrales, alguno polivalente, pero sin la solvencia de un Aguado o Gaby Milito, por poner un ejemplo contundente.
Espero que en los próximos días cambien las cosas y se consiga cerrar alguno de los elementos necesarios para el Real Zaragoza, que va a presentar un grupo novedoso, sin conjuntar y con escasa experiencia en la Primera División. Con mucha juventud, eso sí, pero sin apenas recorrido. Y siempre se necesita alguien que atempere los nervios, tome las decisiones sobre el campo y sirva de elemento aglutinador en el vestuario.
De todas maneras, tantos cambios, tantos diseños de plantilla, tantas pruebas, significan que se están dando golpes de ciego sin la contundencia necesaria como para acertar y trabajar con calma en un proyecto a medio y largo plazo, sin convulsiones, sin fracturas sociales, sin tanta falta de transparencia como la demostrada por el máximo accionista. Que sigue pensando en que es el único que conseguirá salvar al Real Zaragoza de esta época oscura y de tribulaciones, sin llegar a entender que una de las posibles soluciones del club sea su propia marcha.

1 comentarios:

Una de las posibilidades que más me apasionan de esta profesión es realizar programas en directo desde cualquier lugar del mundo que no sea ...

Una emotiva experiencia

Una de las posibilidades que más me apasionan de esta profesión es realizar programas en directo desde cualquier lugar del mundo que no sea el estudio. Cambiar de ambiente, proponer un sonido diferente, construir un escenario radiofónico que estimule a los oyentes, a los protagonistas y a nosotros mismos, rompiendo la rutina. Hace muchos años me empeñé en comenzar un programa desde una piscina, sumergido hasta el cuello y con un micrófono de jirafa. He presentado espacios radiofónicos desde decenas de ciudades españolas y desde países extranjeros que yo no existen; desde un avión, aeropuertos, centenares de estadios y pabellones, hoteles, desde la misma calle, al nivel del mar y a tres mil metros de altitud. Pero nunca había hecho uno desde la cárcel, rodeado de internos en el escenario de una capilla, utilizada como sala multiusos, y sobre la mesa donde se celebra la misa dominical.
Tenía mucho interés porque la audiencia era muy interesada, totalmente entregada y agradecida. Personas que disfrutaron de la llegada de la "gente de la radio", que montamos nuestro escenario de cables, micrófonos y altavoces para ellos. Y que les prestábamos atención, le dedicábamos una parte importante del programa. Aportamos, con mucho cariño además, nuestro pequeño granito de arena a romper con la monotonía, a decirles que nos acordamos de todos los oyentes, incluso los que están recluídos en una prisión como la de Daroca.
Recibí hace unas semanas una carta de Carlos, un interno de de ese centro penitenciario al que conocía por haber pertenecido a un medio de comunicación local. Hacía mucho tiempo que le había perdido la pista pero me acordaba de él. Me habló de la soledad, de la carga de sufrimiento que supone estar privado de libertad, de cómo apenas había podido ver crecer a sus hijos... y de cómo la radio suponía al mismo tiempo una válvula de escape y una forma de conectarse con la vida real. Que había mucha gente dentro que nos escuchaba, que sufría y que gozaba con nuestras transmisiones, que éramos unos compañeros más en la celda. Me pedía un saludo al comienzo del programa. ¿Cómo me podía negar?
Escribí una entrada al día siguiente y con todo mi cariño le dediqué los primeros segundos. Le escribí una carta y le mandé una camiseta firmada por los jugadores del Real Zaragoza. Y así, en un intercambio de cartas, llegó la posibilidad de realizar un programa en directo desde allí. Se puso en contacto conmigo Javier Mesa, coordinador de formación del centro penitenciario de Daroca y todo fueron facilidades. Vino a la radio, me mostró la "Oca loca", una revista en papel y a través de internet que puso en marcha hace algún tiempo y me contó la cantidad de cosas que hacen allí, incluídos cortos cinematográficos. Le comenté a Rosa Pellicero la posibilidad de hacer "Aragón Deporte" desde allí y, como siempre, fue sensible a la propuesta. La directora de la Radio Autonómica de Aragón asumió la producción del programa y ofreció todas las facilidades posibles para su puesta en antena, con las dificultades de todo tipo que eso conlleva. Pero con la seguridad que un medio de comunicación público debe acudir allí donde sea demandado por los oyentes.
El tiempo parece que se detiene cuando atraviesas las puertas de la prisión. Y aunque el sistema penitenciario español es superior al de otros países de nuestro entorno, notas un ambiente opresivo desde que llegas allí. Atravesamos las galerías, percibimos el olor a la comida que en esos momentos era consumida por los internos y notamos la disciplina que era necesario imponer para acceder a la sala donde íbamos a realizar la emisión. Pero experimentamos, por parte de los funcionarios, trabajadores y reclusos, un retorno de agradecimiento y amabilidad que valoramos en su justa medida.
La pasión por el deporte une a la gente más diferente y variopinta, de capacidad económica distinta, de sexo o religión contraria, en libertad o recluída tras los barrotes. Y la radio es el soporte, el vehículo que traslada las sensaciones, emociones y sentimientos a los oyentes. Por eso me apasiona tener el privilegio de trabajar en este oficio que descubro día a día.

1 comentarios:

Ya ha pasado un año desde que la selección española de fútbol conseguía su éxito deportivo más importante de todos los tiemp...

También nos acostumbramos al éxito

















Ya ha pasado un año desde que la selección española de fútbol conseguía su éxito deportivo más importante de todos los tiempos, el título de Campeón del Mundo de fútbol. Un galardón que se nos había escapado en otras oportunidades, seguramente porque había otros equipos mejores o porque no teníamos la mentalidad ganadora suficiente para alcanzar un triunfo semejante.
Vicente del Bosque le ha entregado a este puñado de futbolistas la confianza suficiente para soportar la presión y la confianza necesaria para desarrollar las virtudes que ya descubrió Luis Aragonés tres años antes. Incluso han superado con creces el aburrimiento de los amistosos y después de dos derrotas abultadas tras el cansancio de las celebraciones por la solemne victoria, nada más conseguirla y para rentabilizar económicamente el título. Ahora, España camina con paso firme a revalidar el entorchado europeo y es la mejor selección del mundo, con una capacidad de crecimiento realmente interesante.
Decía el otro día el técnico salmantino que estaba en el tiempo de aumento, en la etapa final de su carrera. Pero también comentaba con acierto que los últimos minutos minutos podían ser brillantes o tristes y que él deseaba que fueran felices y llenos de satisfacción.
Recuerdo que el año pasado disfrutaba de las vacaciones de mi vida en un viaje de una semana a Nueva York con mi mujer y con mi hijo. Vimos la primera fase del mundial en Manhatan y en Washington, con la decepción de la derrota contra Suiza y la emoción de ir superando el pesimismo con victorias ajustadas y la recuperación del juego peculiar y brillante que nos había llevado a ser candidatos al trofeo. Resultaba curioso ver a España en Sudáfrica desde los Estados Unidos en horario de mediodía o sobremesa, por la diferencia horaria. Ya de vuelta, en mi casa, sufrí con mi familia la semifinal y la final, con los nervios y la desazón que supone ser un simple aficionado. Porque a mi lo que me divierte es transmitir los partidos, me dejo llevar por la ansiedad o el aburrimiento cuando los veo a través de la pequeña pantalla. Fue algo importante, que jamás se me olvidará, y aunque no tuve la oportunidad de radiarlo lo viví con muchísima intensidad al lado de mis seres queridos.
Un año después nos hemos acostumbrado al éxito. Se ha mantenido la base del combinado nacional pero también se han ido introduciendo cambios necesarios que han refrescado el vestuario. Todos son importantes pero nadie es necesario y existen recambios para las ausencias, cuando éstas se produzcan, o para el recambio generacional. Y lo mejor de todo ha sido la victoria de la selección sub 21 de Luis Milla en el europeo de Dinamarca, que deja bien a las claras que España es una potencia mundial con credibilidad y futuro.
Y eso que la bipolarización de nuestra Liga es algo negativo, empobrece el fútbol en una Primera División donde el resto de los clubes apenas pueden hacer nada que evitar ser goloeados por el FC Barcelona o el Real Madrid. Un montón de clubes sumidos en proceso concursal, cientos de millones de deudas, proyectos condenados al fracaso y una crisis difícilmente superable. ¿Quién le pondrá el cascabel al gato? La Liga de Fútbol Profesional ha puesto un plazo hasta 2014 para que los clubes regularicen su situación, afronten los pagos y no dejen a deber a sus futbolistas. Desde entonces, supuestamente, habrá descensos, sanciones e incluso desapariciones. Convendría echarle un vistazo al fútbol alemán, donde han perdido competitividad en los últimos años pero han ganado en capacidad de negocio y en equilibrio deportivo y mediático.
Curioso, mientras el fútbol español está en crisis, la selección española lleva dos años como mejor equipo del planeta en el ranking FIFA y uno con el título de campeón del mundo. Una paradoja que debería dejarse arrastrar por el lado positivo del acontecimiento y no dejarse condenar al desastre de un pozo sin fondo que supone el complejon y oscuro mundo de la Liga.

1 comentarios:

Echo de menos con frecuencia poder hablar con mi padre, conversar con él, tener un punto de referencia diferente al que te con...

Una nueva aventura















Echo de menos con frecuencia poder hablar con mi padre, conversar con él, tener un punto de referencia diferente al que te concede la soledad. La experiencia, los muchos años de trabajar en este oficio, te permiten tomar decisiones con cierta rapidez y éxito, pero cada vez la responsabilidad es mayor ante la cantidad de oyentes y seguidores que tienes en las múltiples posibilidades que te concede la red. Por eso, caminar junto a una persona más sabia, más prudente y con más recursos ante la adversidad que uno mismo, sería de gran ayuda para consolidad tus opiniones. Hace ya más de siete años que se fue y el dolor se ha transformado en un agradable recuerdo que te reconforta; tus preguntas quedan sin respuesta, aunque en ocasiones te parezca encontrar la solución a través del silencio, como si él te facilitara que obtuvieses la solución a tus dudas.
Me dirijo ahora a vosotros desde este blog que me ha diseñado mi hijo David. Es su contribución a la comunicación periodística aunque él comience este año arquitectura, una carrera que tiene también mucho de expresión, de ofrecer tus emociones y sentimientos a los demás a través de la construcción de una vivienda, de un edificio, de una forma de entender el desarrollo de las ciudades para que éstas sean más humanas y habitables. Donde el sistema y el trabajo ofrecen también la necesaria aportación del talento. Por eso, de la mano de una persona que se fue y de otra que se marcha para convertirse en una persona útil y realizada, busco un hueco en este espacio virtual para expresarme con respeto y prudencia, pero con total libertad. Sin más ataduras que la responsabilidad y con el único deseo de compartir con los demás mis sentimientos y emociones.
He llamado "maletines viajeros" a este blog porque el fútbol es tan inocente y espontáneo como perverso y corrupto. Porque voy a hablar de balompié, de ese espectáculo mediático que une pasiones sin fronteras pero que también se aprovecha de la buena voluntad e ilusiones de miles de personas. Solamente el balón es imparcial, objetivo y sincero... lo demás es susceptible de engaño, corrupción y falsedad. Como algunos de los miles de partidos que han tenido resultados amañados, insólitos, sorprendentes y necesarios desde que el fútbol es fútbol hace más de un siglo. Pero tan cierto como eso, se pueda o no se pueda probar, interese hacerlo o no, forme parte de nuestra cultura del juego tramposa y ladina, también es verdad y con mayúsculas, que el fútbol es maravilloso, omnipresente, unión de voluntades, cariño, sensaciones contrapuestas y tremendamente leal. Y de eso quiero hablar, del tránsito de lo maravilloso a lo grotesco, del recuerdo a un pasado que no se debe olvidar para conservar la memoria histórica, del presente más actual y de un futuro del que todos seremos responsables por acción u omisión.
Bienvenidos a compartir mi viaje y muchas gracias por vuestra compañía.

3 comentarios: